SISTEMA INQUISITORIAL EN EL AYUNTAMIENTO DE PORTUGALETE

Durante estos meses que llevamos de legislatura en el ayuntamiento, hemos ido observando y preguntando cuál es el sistema de funcionamiento de algunas ordenanzas, y la fórmula que se utiliza para que se respeten y cumplan las normas. Con algunas de las explicaciones que se han dado sobre comisiones y plenos, quienes las hayáis leído o visto, os habréis ido haciendo una idea del funcionamiento habitual.

 Después de la última comisión de urbanismo, y después de ir preguntando en las últimas comisiones informativas cuál es el sistema que se utiliza para hacer cumplir algunas ordenanzas, hay que explicar mediante este texto uno de los sistemas más habituales

 – El sistema inquisitorial.

 Para hacer frente a las tareas habituales del ayuntamiento, algunos de los servicios que nos oferta se realizan “automáticamente”. Por ejemplo, el servicio de limpieza. Es sencillo, sin necesidad de dar aviso, cada día, el servicio de limpieza acude a realizar su labor en nuestras calles.

 – ¿Qué sucede con otras ordenanzas no tan fáciles de identificar?

 Existe un grupo de normas que el gobierno municipal aprobó en su momento pero que no reciben el mismo interés en su desarrollo. Quedan anuladas por la propia pasividad de la junta de gobierno local, que deja en manos de la ciudadanía su aplicación. Es lo que llamaríamos “un sistema inquisitorial”, donde se ponen en funcionamiento las normas desde el momento en que cualquier persona denuncie el incumplimiento por parte de otra persona, y así lo comunique. Dejan el funcionamiento del ayuntamiento en manos de rencillas, amiguismo, venganzas o especulaciones. 

 – ¿Cuál es el problema?

 Sencillo. Hay varios problemas. El primero y más importante es que hay una dejación de responsabilidades que el gobierno municipal no asume y deja en manos de las personas por medio de la denuncia del incumplimiento de normas, generando una situación negativa, donde los amiguismos y la especulación son aliados. En segundo lugar, hay que tener en consideración si esta irresponsabilidad de la que además el ayuntamiento hace alarde, tiene consecuencias que pudiesen afectar a la salud pública, al sistema social, a la economía del pueblo y a un largo etcétera. Y la respuesta es que sí. Eso nos debe preocupar profundamente.

 – ¿Se ha trasladado esta preocupación al gobierno local?

Sí. Ya se ha indicado en comisión de urbanismo a qué normas nos referimos, y en ningún caso se ha visto una junta de gobierno receptiva. Al preguntar por qué no se realiza una revisión de ciertas normas de forma habitual, la respuesta es que se carece de funcionarios. Entonces quizá haya que revisar la normativa. La solución la deberá poner el ayuntamiento y los demás estaremos a disposición del mismo para mejorar nuestro municipio.
Viendo que no ha habido un movimiento al respecto. ¿Cuál será la verdadera razón por la que el ayuntamiento no hace una revisión de la norma? ¿Será capaz el gobierno local de hacer partícipes al resto de representantes, y así evitar que esto se convierta en una sociedad en la que la única forma de que todo funcione es denunciando unas personas a otras?
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Ayuntamiento, udaletxea. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SISTEMA INQUISITORIAL EN EL AYUNTAMIENTO DE PORTUGALETE

  1. Pingback: POLÍTICA INQUISITORIAL EN PORTUGALETE | EUSKO ALKARTASUNA PORTUGALETE

Deja un comentario