PORTUGALETE SE VUELCA CON LOS REFUGIADOS

Vecinos de Portugalete y su iniciativa solidaria

Tarde del viernes 18 de marzo de 2016. Los 28 jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea y el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, sellan en Bruselas el acuerdo por el que todos los refugiados que lleguen a las costas griegas podrán ser devueltos al país otomano. Mientras en la ciudad belga se alcanzaba este acuerdo internacional, en Portugalete, a unos 1.200 kilómetros de Bruselas, una decena de vecinos del Casco Viejo jarrillero iniciaba en el mercado de abastos de la localidad una recogida de ropa, enseres y alimentos que estarán destinados a los refugiados. Solidaridad ante la crudeza y el dolor de los bombardeos, ayuda y medios para tratar de hacer un trance menos doloroso y más sencillo el hecho de abandonar un país que se desangra. “Por fortuna, la gente de a pie de calle no tiene la misma postura que la clase política europea ante el drama de los refugiados”, señala Unai Llanos, una de las personas que ideó esta iniciativa que, en principio, está pensada para recoger enseres, ropa y alimentos hasta final de mes.

La frase de Unai se pone de manifiesto al visitar el mercado de abastos de Portugalete. Allí se apilan las chaquetas, guantes, zapatos, camisetas, camisas y hasta tiendas de campaña y sacos de dormir. “Empezamos el viernes a las 18.00 horas y no hemos parado. Estamos desbordados por la solidaridad de la gente, no esperábamos esta respuesta”, afirma Patricia Ibañez, otra de las personas impulsoras de esta idea. Mientras habla, detrás de ella, dos voluntarias montan cajas para empaquetar los productos que no paran de llegar. Señoras, jóvenes y familias se acercan hasta este lugar para aportar su granito de arena. “Hay quien trae no solo ropa usada, sino también nueva”, aporta Unai.

Esta iniciativa surgió tras una de las asambleas del mercado de abastos. “Después de una reunión, empezamos a hablar de otros temas y nos dimos cuenta de que había gente que estaba buscando formas de ayudar a los refugiados y nos emplazamos a hablar otro día”, explica Patricia. Continuaron las conversaciones y decidieron probar a hacer esta recogida a lo largo del pasado fin de semana anunciando la actividad vía Facebook y Whatsapp. En esta ocasión se ha mostrado la gran fuerza que tienen las redes sociales. Más de 31.000 visualizaciones en Facebook del cartel elaborado para la ocasión y una larga cadena de mensajes de Whatsapp han hecho que personas no solo de Portugalete, sino de otros lugares de Bizkaia evidencien su humanidad. La ola de solidaridad ha superado cualquier previsión y Patricia reconoce que “necesitamos cajas para embalar todo lo que estamos recibiendo y voluntarios para clasificar los productos”.

La ola crece La ola solidaria no para de crecer y ya ha habido colectivos que se han puesto en contacto con la organización ciudadana para adherirse a la iniciativa. “Nos gustaría que se hiciera algo de este tipo a nivel de Ezkerraldea, unirnos los de los diferentes pueblos y hacer algo más grande para ayudar a los refugiados”, señala Unai. En principio, todos los productos recopilados en Portugalete se trasladarán a la asociación Care Eibar, quien hará el envío a donde los refugiados sirios lo precisen. Mientras llega el momento de enviar a Eibar todos los productos, este grupo seguirá trabajando y recogiendo materiales en el mercado de abastos jarrillero de 12.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas de lunes a domingo. Mientras Bruselas da la espalda a los refugiados, Portugalete les tiende la mano.

Esta entrada fue publicada en Actualidad, derechos humanos, errefuxiatuak. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario